Subscribe:

01 octubre 2014

El Malmoe sorprendió al Olympiacos

Dos goles del veterano Markus Rosenberg certificaron el estreno soñado del Malmoe en su campo en Liga de Campeones: un trabajado triunfo frente al Olympiacos que además deja muy abierto el grupo.

El campeón sueco supo golpear en un primer tiempo en que su rival había merecido mejor suerte y con el marcador a favor manejó mejor el partido que un Olympiacos que fue de más a menos.

El equipo griego acaparó la posesión de la pelota, la movió con criterio y fue acercándose a la portería de Olsen, que ya a los dos minutos tuvo que sacar una internada de Kasami dentro del área.

Botía, en un rechace en un córner; dos tiros lejanos de Milivojevic, y un remate de Maniatis, todos en los primeros 22 minutos, parecían anunciar el gol visitante, pero el equipo griego fue perdiendo fuelle y su dominio acabó siendo estéril.

El Malmoe había salido con un plan claro: ceder la pelota, juntar líneas para achicar espacios y buscar la espalda de la defensa aprovechando la velocidad de sus hombres de ataque.

Rosenberg tuvo el gol en un centro delicado de Eriksson, pero su cabezazo a bocajarro lo salvó Roberto.

No hubo demasiadas noticias más en ataque del Malmoe en la primera parte, hasta que Rosenberg aprovechó un grueso error de Botía y de Roberto para tirar de picardía y batir a la segunda al meta español.

El gol no alteró demasiado el esquema del partido, aunque acentuó la ansiedad del Olympiacos y envalentonó al Malmoe, que desperdició un par de ocasiones clarísimas al contraataque, sobre todo una doble de Thelin, que mandó fuera un rechace con Roberto ya batido.

Míchel dio entrada al "Chori" Domínguez para que ayudase a armar el juego, aunque al Olympiacos, que reclamó un penalti a Maniotas por posible derribo de Olsen, le costó encontrar huecos.

El portero danés se lució en una parada a Mitroglou, uno de los pocos detalles de la estrella griega, muy apagado toda la noche.

Pero ni metiendo más delanteros encontraba el camino el Olympiacos, que en otra duda defensiva se encontró con el 0-2 de Rosenberg, decisivo para lograr un triunfo que da vida al Malmoe antes de visitar el Vicente Calderón para jugar contra el Atlético de Madrid.
Leer más...

Atlético de Madrid vence por la mínima a la Juve

Un gol del turco Arda Turan desmontó un duelo planificado desde la estrategia defensiva, una partida de 'ajedrez' que colapsó el ataque de Atlético de Madrid y Juventus durante 75 minutos y definida a favor del equipo rojiblanco con un resultado que aviva sus altas aspiraciones en la Liga de Campeones.

Un tanto oportuno e indispensable para desarmar al conjunto italiano, al que condenó a su primera derrota y su primer gol en contra en toda esta temporada. Mucho mérito de un competitivo Atlético, más insistente en ataque en el segundo tiempo y muy fiable atrás, en un choque contemplado siempre desde una táctica rigurosa.

Nada extraño en dos conjuntos tan armados de atrás hacia adelante, tan meticulosos en cada detalle y tan reconocidos por su firmeza defensiva. El Atlético anuló al Juventus y viceversa durante casi todo el partido, con fútbol a trompicones. Cada jugador sintió a su marcador encima de forma milimétrica sin ninguna concesión.

En una sucesión de choques y faltas, ninguno asumió riesgos en el primer tiempo. No pasó casi nada en las áreas; sólo acciones fugaces, procedentes de segundas jugadas que mantenían la pelota viva, como la que fabricó el croata Mario Mandzukic, protagonista de la única ocasión rojiblanca antes del descanso, en el minuto 25.

El atacante, hoy solo en la delantera, al igual que el pasado sábado ante el Sevilla, en esa idea de equipo "fuerte" en medio campo del argentino Diego Simeone, con Saúl Ñíguez junto a Koke por delante de Tiago Mendes, recogió uno de esos rechaces. En un segundo, en un palmo y ante el acecho rival enganchó un duro disparo desde el borde del área con respuesta solvente de Gianluigi Buffon.

Una pizca de sal para un partido soso, con tanto sonido de pito del árbitro Felix Brych como combate por cada pelota y por una posesión del balón que pasaría invariablemente después, un par o tres toques después, a poder del adversario. Entre tanto, Pogba probó su tiro con el interior del pie derecho. Fuera por dos metros.

Nada más alteró el rumbo de la primera mitad. No le llegaron balones a Mandzukic. Tampoco profundizaron Arda Turan ni los laterales rojiblancos por sus bandas. Ni siquiera dispuso de un córner el Atlético en el aburrido viaje hacia el intermedio para poner en práctica su sensacional productividad a balón parado.

En el otro lado, no se vio al argentino Carlos Tévez, Fernando Llorente entró en juego con intermitencia, siempre acosado por los defensores atléticos, y el colapso del juego minimizó las ocasiones. Un tiro a portería a cero 'ganó' el Atlético al descanso. El orden ahogó las transiciones hacia el ataque entre dos equipos compactos.

Una pérdida de balón cerca del área de Saúl Ñíguez precipitó la llamada de Simeone a Antoine Griezmann mientras calentaba en la banda. El francés fue el recurso elegido por el técnico para cambiar un partido anodino de ambos conjuntos durante ya más de 50 minutos, un duelo que necesitaba dinamismo, algo diferente con celeridad.

Y, más por ambición que por el efecto de la entrada del internacional galo, se animó de pronto el Atlético con unos cuantos saques de esquina, jaleados por el público como si fuera un penalti, y un remate del uruguayo Diego Godín, al que se cruzó Buffon oportuno con el pie al borde de la línea, como si fuera un defensa.

Cinco minutos de dificultades para el guardameta italiano, que también despejó un córner directo de Koke, y vuelta al guión original hasta que apareció Arda para rematar con el pie, por raso, un pase desde la derecha de Juanfran en el minuto 75, deshacer el orden y multiplicar las opciones de clasificación rojiblancas.
Leer más...

30 setiembre 2014

Empate entre Manchester City vs Roma

Un gol del italiano Francesco Totti equilibró un duelo en el que el Manchester City se puso delante en el marcador e impidió al conjunto inglés sumar sus tres primeros puntos en la Liga de Campeones en casa frente a la Roma (1-1).

Los "citizens" del chileno Manuel Pellegrini habían abierto el duelo con un tanto de penalti del argentino Sergio Agüero cuatro minutos después del pitido inicial, pero se vieron sorprendidos por un contragolpe letal de los italianos un cuarto de hora después y fueron incapaces de superar el muro defensivo de la Roma durante el resto del duelo.

A sus 38 años, Totti rompió el récord que mantenía el galés Ryan Giggs como el futbolista más veterano que marca en la Liga de Campeones.

El empate deja al City con un punto en el Grupo E de la liguilla europea tras dos partidos, mientras que los del francés Rudi García suman cuatro, a dos del Bayern Múnich, que lidera el grupo.

Los ingleses lucharon sin éxito hasta el último minuto por fabricar peligro en el área visitante en un encuentro que comenzó con buenos augurios para los de Pellegrini.

El brasileño Maicon derribó dentro del área al "Kun", que estaba listo para recibir un peligroso balón en profundidad enviado por el español David Silva, y el mismo argentino se encargó de convertir la pena máxima con un disparo hacia la izquierda del guardameta polaco Lukasz Skorupski.

Los "citizens", que se presentan en la máxima competición europea como vigentes campeones de la Premier League, asumieron el control del balón ante una Roma que se desentendía del cuero más allá del medio campo.

Pasado ese centro del terreno de juego, los italianos habían levantado una muralla infranqueable para los de Pellegrini, que cuando todavía paladeaban el inesperado gol del minuto cuatro, comprobaron que el conjunto de Rudi García resulta letal al contragolpe.

En dos fugaces pases verticales, los italianos burlaron las últimas dos líneas del City y dejaron a Totti solo ante Joe Hart.

El defensa argentino Martín Demichelis no llegó al cruce y el portero inglés no pudo evitar que el balón le pasara bombeado por encima para quedarse en la red y convertir a Totti, de 38 años, en el futbolista más veterano que ha marcado en la Liga de Campeones.

El gol echó por tierra la moral de los "citizens", que han ganado dos de las últimas tres ligas en Inglaterra pero que todavía no han pasado de los octavos de final en la 'Champions'.

A la media hora, tan solo el banderín del juez de línea levantado evitó que Ashley Cole convirtiera el 1-2 en una nueva llegada en solitario a la meta de Hart.

El City era un equipo inofensivo ante la sólida defensa italiana y en las contadas ocasiones que fabricó durante el primer tiempo no tuvo la fortuna necesaria para volver a adquirir ventaja.

La más clara para los de Pellegrini fue un centro del español Jesús Navas desde la izquierda cuya trayectoria desvió el defensa griego Kostas Manolas con una mano dentro del área, una acción que el árbitro juzgó involuntaria.

Más allá de ese lance, el City no inquietó a su rival. El portero de la Roma no llegó a tocar el balón durante todo el primer tiempo, mientras que a los visitantes les bastó con enviar a la red uno de los tres tiros a portería que ensayaron.

Tras el descanso, Agüero y compañía saltaron al campo dispuestos apretar los diente en el ataque. Pellgrini quitó a Dzeko para poder contar con la experiencia del veterano Frank Lampard, pero cualquier esfuerzo táctico fue inútil ante una Roma implacable, que nunca llegó a inquietarse ante las contadas ocasiones que generó el City.
Leer más...

París Saint-Germain vecne al Barcelona

El Barcelona falló hoy su primer gran examen en la Liga de Campeones europea al caer por 3-2 en su visita al Paris Saint-Germain (PSG) y sufrió su primera derrota de la temporada ante un rival que lo superó.

El PSG se adelantó con un gol de David Luiz, igualó Lionel Messi y Marco Verratti puso el 2-1 al descanso para los locales. Blaise Matuidi amplió la renta francesa y el posterior tanto de Neymar no le sirvió de nada a un Barcelona que quedó a un punto del PSG en Champions.

El Barcelona llegó a París para someterse a su examen más serio de la actual campaña y no superó la exigencia. El PSG le ganó con un equipo menor, pues no contó con los lesionados Zlatan Ibrahimovic, Thiago Silva y Ezequiel Lavezzi. Es decir, tres de sus principales estrellas.

El PSG demostró saber muy bien cómo tenía que jugar contra el Barcelona. Eligió dónde hacer la presión y encontró excelentes caminos por las bandas cuando robó. Además, en la primera parte no pasó demasiados apuros. El resto lo hizo el Barcelona, que regaló en defensa.

El técnico azulgrana, Luis Enrique, puso el equipo que más le gusta, dejando a Gerard Piqué en el banquillo para ubicar a Javier Mascherano y Jeremy Mathieu en el centro de la zaga. Tampoco entró de inicio Xavi Hernández. Y el alemán Marc-André Ter Stegen fue el arquero, como ocurrió en el partido inaugural de la Liga de Campeones. No fue una decisión feliz, como se vería.

El conjunto local se adelantó a los diez minutos en una cadena de errores defensivos del Barcelona. Primero, Dani Alves perdió un balón y se vio obligado a hacer falta. La sacó Lucas Moura, controló en el área David Luiz, erró Mascherano y marcó el brasileño. Fue el primer gol recibido por el equipo azulgrana esta temporada.

Pero el Barcelona reaccionó de inmediato e igualó dos minutos más tarde tras una espectacular y vertiginosa jugada a un solo toque entre Neymar, Iniesta y Messi. Marcó el argentino con un gran disparo ajustado. No hubo más de Messi en todo el encuentro. El gol no hizo mella en el Paris Saint-Germain, que siguió dominando el partido. No tanto por la posesión, sino por la claridad de ideas que mostró.

Y en otra pérdida de balón visitante, esta vez de Jordi Alba, llegó el segundo gol. Esa acción dio origen a un saque de esquina a los 27 minutos. Ter Stegen erró clamorosamente en la salida y el italiano Verratti marcó de cabeza sin ninguna oposición. Tampoco estuvo bien Ivan Rakitic.

El Barcelona lo intentó con un remate de Iniesta y una falta de Messi que no encontró palos. El equipo azulgrana se fue al descanso con sensación de incomodidad y con la necesidad de buscar un mejor plan. El conjunto español salió muy frío en la segunda parte, todo lo contrario que su rival.

El PSG siguió muy cómodo y a los 54 minutos amplió su ventaja tras una espectacular jugada de toda su delantera, que concluyó con una llegada desde atrás de Matuidi para llenar de delirio las gradas. Sin embargo, el Barcelona resucitó de inmediato. Dos minutos más tarde apareció Neymar por primera y última vez en el partido para marcar con un preciso disparo junto al palo.

El Barcelona tomó aire y el equipo francés decidió dar dos pasos atrás para refugiarse en su área. Luis Enrique se la jugó y terminó con Messi, Neymar, Munir, Sandro y Xavi Hernández. Pero no le alcanzó.

La ocasión más clara fue de Munir, quien a seis minutos del final mandó un balón al palo. Fue el epílogo de una prueba no superada por el Barcelona en su primer test serio de la temporada.

El PSG pasó a ser el líder del grupo con cuatro puntos y el Barcelona se quedó a uno del conjunto francés. Más atrás está el Ajax, con dos puntos, y con uno queda el APOEL de Nicosia.
Leer más...

05 marzo 2014

Argentina deja muchas dudas

Si este es el equipo ideal de Argentina, deja mucho que desear. Hasta Lionel Messi se vio envuelto en la flojedad de una selección que apenas igualó 0-0 el miércoles ante Rumania, en el primero de tres duelos de fogueo de los Albicelestes antes de su aterrizaje en el Mundial de Brasil.

Lenta en ataque y titubeante en defensa, Argentina dejó en Bucarest una pálida imagen con un equipo que sería casi el mismo que saldrá a la cancha para debutar con Bosnia-Herzegovina el 15 de junio en Río de Janeiro, en uno de los grupos del Mundial que completan Irán y Nigeria.

Messi, la esperanza de los argentinos, apareció de a ratos pero sin enhebrar esas maniobras explosivas con las que suele dejar parados a un ejército de defensores, sobre todo cuando juega con el Barcelona. Al despuntar el partido, la "Pulga" del Barsa estuvo unos segundos agachado, aparentemente vomitando, y luego se acercó al banco de suplentes para tomar agua.

Sin embargo, no dio muestras visibles de verse afectado por ese episodio. Lejos de florearse ante un equipo de segunda línea que no se clasificó al Mundial, Argentina se salvó de una derrota gracias a la actuación de su arquero Sergio Romero, que antes de este partido era el jugador más cuestionado por la prensa de su país.

"Chiquito" Romero, suplente en el Mónaco de Francia, tapó dos cabezazos de gol, en ambos casos en la primera etapa: uno de ellos a Ciprian Marica al enviar al córner con su mano derecha y otro al despejar con los pies un tiro a quemarropa de Alexandru Maxim.

Irresoluta y carente de sorpresa, Argentina trató de inquietar con un tiro libre de Messi a ras del piso que pegó en la barrera y se fue al córner y con disparo de Sergio Agüero apenas desviado. Conocidos en su país como "los cuatro fantásticos", la sociedad entre Messi, Agüero Gonzalo Higuaín y Ángel Di María, un poco más retrasado, no funcionó, y la defensa fue una invitación a disfrutar del área sin pedir permiso, principalmente por el lado de Federico Fernández y Marcos Rojo.

Argentina sufrió los contragolpes rumanos y aunque mejoró un poco en el complemento —Ezequiel Lavezzi marró un gol cantado sobre la hora— no pudo quebrar el cerrojo por lo que su actuación fue a todas luces descolorida.

Flojo lo de Argentina, con Fernando Gago sin marcar ni aportar claridad en el medio. Y preocupante la actuación de Messi, en su primer partido con la selección desde septiembre pasado cuando metió dos penales en la victoria 5-2 ante Paraguay por las eliminatorias mundialistas, antes de lesionarse en el Barcelona y perderse otros dos choques siguientes. Sin meter un gol y casi sin llevar peligro, en Argentina podría reabrirse una polémica que parecía cerrada.

¿Llegó la hora del retorno de Carlos Tevez a la selección? Tevez, artillero del Juventus y máximo goleador en la liga italiana, está lejos de los planes de Sabella, quien no lo convoca aparentemente para no quebrar la armonía del grupo, que por cuestiones personales no mira al "Apache" con buenos ojos.

La última vez que Tevez jugó con Argentina fue en la Copa América de 2011 cuando el técnico era Sergio Batista Antes del Mundial, Argentina jugará dos partidos en casa: el 4 de junio con Trinidad y Tobago en Buenos Aires, y tres días después ante Eslovenia, en La Plata.


Alineaciones

XI de Argentina: Romero; Zabaleta, Fernández, Basanta, Rojo; Mascherano, Gago, Di Maria; Agüero, Messi e Higuaín.

XI de Rumania: Tatarasanu; Matel, Gardos, Luchin, Rat; Tanase, Maxim, Lazar, Torje; Stancu y Marica.
Leer más...