Subscribe:

03 abril 2008

LA FARFALLA GRANA

Hay pocos lugares en el mundo donde el fútbol se viva tan intensamente como en Italia. Un país, en el que la dictadura del balón fluye por los distintos lugares de ‘la bota’ dejando una mezcla de pasión, alegría y tristeza entre todos los aficionados al Calcio.

Turín es una de las ciudades por excelencia del fútbol italiano, en la que conviven dos equipos con miras totalmente distintas. La Juventus y el Torino. La Vecchia Signora y el Toro. Tras casi diez años, esta temporada se han vuelto a encontrar los dos en la Serie A. El año pasado, la alegría de los aficionados granotas contrastó con la decepción que se llevaron los aficionados turineses al saber que el Moggigate les descendía automáticamente a la Serie B. Los aficionados del Torino estallaron de alegría. En un mes se habían cambiado las tornas, ahora ellos disfrutaban y la ‘Novia de Italia’, como conocen en Italia a la Juventus purgaba sus penas en la segunda categoría del fútbol italiano.
vuelta a casa. La Juventus ascendió sin mayores problemas, y el Torino se mantuvo en Serie A. Este año además comparten estadio. El viejo Comunale sustituyó a un Delle Alpi que mostraba casi siempre un aspecto desalentador. La Juventus, a pesar de ser el equipo con más seguidores de toda Italia, es el segundo equipo de Turín. Allí manda el Toro. Desde siempre.

Historia
La Juventus fue fundada en 1897, y su historia siempre ha estado ligada a la de la familia Agnelli, dueña de la Fiat, que siempre se ha encargado de trasladar ese sentimiento juventino por toda Italia. Por contra, el Torino, fundado nueve años más tarde, pronto se convirtió en el equipo del pueblo.

Un equipo, con el que la mala suerte se ha cebado a lo largo de la historia, creando en él una especia de miticismo cercano a la admiración, bastante difícil de entender si no se es aficionado granna. Hoy en día, los aficionados del Torino viven de recuerdos. Los recuerdos que dejaron grabados a fuego los Rigamonti, Mazzola, Osola, Menti, Castigliano, Bacigalupo y todos aquellos que formaron el equipo ‘Invencible’, que se estrelló en un avión en el Monte Superga el 4 de mayo de 1949, a la vuelta de un partido amistoso en Lisboa. Aquel equipo había logrado cinco Scudettos consecutivos, y asombraba a toda Italia. El destino sesgó de un plumazo la vida de una ciudad, las ilusiones de un pueblo. Mientras todo el pueblo lloraba irremisiblemente a sus jugadores, se hacía público el nombre del piloto que conducía aquel avión. Se llamaba Luigi Meroni. Por suerte, el Torino logró terminar la temporada con el equipo primavera, y a pesar de bajar a la Serie B, el año siguiente logró el ascenso. Ajeno a toda esta vorágine de sucesos un muchacho tímido e introvertido pasaba las horas en su Como natal dando patadas a un balón. Su apellido sonaba tan fuerte para la gente como las patadas que a menudo destrozaban cristaleras y ventanas. Se llamaba Luigi Meroni, y de mayor quería jugar en el Torino. Meroni, nacido en el seno de una familia humilde, creció ajeno a lo que suscitaba su apellido. El pequeño Gigi no lo hacía mal. Nada mal. Así, ingresó en las categorías inferiores del Como, para después jugar un par de temporadas en el Genoa. Con 19 años por fin le llegó la oportunidad de cumplir su sueño. Tras una serie de traspasos, que terminaron con Joaquín Peiró en el Inter, procedente del Torino, Gigi Meroni recalaba en el club de sus amores por expresa petición del técnico, Nereo Rocco, que vio en el la nueva esperanza del público del Comunale. Meroni era un jugador excepcional, del estilo de Best o Garrincha. Un loco, un incomprendido que hacía del regate y del engaño un juego. Lo grandioso de Meroni, era que planteaba el juego simplemente como lo que era, un juego. Por eso fue apodado la Farfalla Granna (mariposa grana), por su facilidad para sortear rivales como si fuese una mariposa. Dino Zoff, el legendario portero de la Juventus y la Selección Italiana dijo de él: “Primero te regateaba varias veces, pero luego, cuando la jugada había acabado, se paraba para consolarte por lo que te había hecho”.


Pronto Meroni se hizo también famoso fuera del campo. Como todo joven de la época, a Gigi le apasionaba la pintura, el arte, la política, y sobre todo la música y en especial The Beatles. Su desaliñado aspecto, con barba y bigote, su forma de vestir y pensar, y su ‘descuidada’ vida sentimental pronto fueron objeto de crítica por buena parte de la sociedad turinesa de la época. Meroni no tenía término medio. Medio país le odiaba y el otro medio le adoraba. De su mano, el Torino comenzaba a rememorar buenos tiempos. En el Scudetto de 1966 quedó tercero, y comenzaba la temporada 66/67 con opciones de todo. El 15 de Octubre del 67, el Torino disputaba su primer partido frente a la Sampdoria. Ese día Meroni se hizo dos goles y fue el mejor del partido. Al finalizar el encuentro, pidió permiso al entrenador para salir a comprar un helado fuera del estadio. Cuando cruzaba por la calle Re Humberto, un muchacho de 18 años, que conducía un FIAT le atropelló, causándole la muerte casi al instante. El joven se llamaba Atilio Romero, y era tifoso del Torino. Todo Turín lloró a su mago. El joven estaba destrozado, había matado a su ídolo. Treinta años después, Atilio Romero fue presidente del Torino. La desgracia siempre ha estado presente en el Toro, marcándolo como uno de los equipos más importantes de toda Italia.

2 comentarios:

Andrés Pérez dijo...

Espectacular, me encanta la Historia del Fútbol (de hecho en mi blog hay una sección llamada Historia del Fútbol) y me he deleitado leyendo la historia negra del Toro. Conocía la historia de Superga (quieen no) pero no la de Luigi Meroni y de verdad que es conmocionante lo que le sucedió al chaval. El Toro es el equipo más surfidor del mundo y quizás por eso despierte tanta simpatía entre casi todo el mundo.

Genial post, de verdad. Un abrazo!

Fátima dijo...

Que bueno el post!! Realmente muy intereante... tenia tiempo sin pasar pero l verdad el blog sigue tan bueno como siempre!!!
Una historia conmovedora no solo la de este hombre Luigi Meroni sino la del Torino en general .... gracias por este post!!

Espero q estes bien ... te dejo saludos!!!!

FATI
http://guillermobschelotto.blogspot.com/